12 mar. 2012

Tashkent


Llegamos a Tashkent en tren desde Samarcanda, donde pasaremos tres días.


En los siglos IV y V de nuestra era, existía ya un asentamiento urbano permanente en el emplazamiento de la ciudad actual.

En 1219, Gengis Kan conquistó la ciudad, incorporándola al vasto imperio mongol. En el siglo XIV la ciudad fue parte del imperio de Tamerlán, que acabaría conquistado por otros pueblos de origen mongol. Bajo las dinastías Timúridas y Shaybánidas la ciudad revivió, a pesar de los ataques ocasionales de los uzbekos, kazajos, persas, mongoles y oirates.

Durante los siglos XVII y XVIII, aumentarían los contactos comerciales entre Taskent y Rusia, en particular durante el reinado del zar Pedro el Grande (1682-1725), con el que se establecen relaciones diplomáticas por primera vez entre la corte rusa de San Petersburgo.

A mediados del siglo XIX se conservaba en la ciudad un mercado de esclavos humanos, comúnmente se intercambiaban por animales y artículos para el hogar.

A pesar de no tener el valor histórico de otras ciudades uzbecas, como Bukhara, Samarcanda o Khiva, Taskent es el principal centro económico y cultural de Uzbekistán. En ella se encuentran las principales instituciones académicas del país, así como las sedes de las empresas transnacionales con actividad en Uzbekistán.

El 31 de agosto de 1991 fue declarada en Taskent la independencia de Uzbekistán, momento en el que era la cuarta mayor ciudad de la URSS y un gran centro para el aprendizaje de ciencias e ingenierías.

En la ciudad se publican nueve periódicos en uzbeko, otros nueve en ruso, así como cuatro publicaciones en inglés.

Debido a la destrucción de muchos de sus edificios históricos tras la Revolución rusa de 1917 y, posteriormente, durante el devastador terremoto de 1966, se ha perdido una gran parte de la arquitectura tradicional de Tashkent.

(Texto extraído de la WKP)

Nos alojamos en Jahongir B & B Tashkent, regentado por una de las hermanas de los dueños del alojamiento de Samarkanda.

Reconozco que poco o nada hemos visto de esta ciudad; después de 53 días de viaje por Asia Central, estamos algo cansados.

Eso sí visitamos el Chorsu Bazaar -mercado central-, uno de los más grandes y antiguos de todo Asia Central. Chorsu es una palabra persa que significa "cruce de caminos"; aquí es donde se daban cita los mercaderes que hacían la Ruta de la Seda.

Saliendo del metro lo primero que nos maravilla es la gran cúpula con mosaicos azules.


Subimos unos cómodos pero desconchados escalones y accedemos al mercado de frutas y verduras, donde los agricultores venden sus productos del día.



En otros puestecitos, pacientes y afanosas mujeres cortan en juliana las diferentes hortalizas que han de servir para los guisos; de este modo facilitan el trabajo a las amas de casa.


Al entrar en uno de los pabellones nos envuelve una nube de aromas de especies: azafrán, canela, pimienta negra y roja, clavo, cardamomo, nuez moscada, comino…, sin los cuales no se podría preparar el auténtico plov uzbeko.


Hace más de dos mil años, en este suburbio de Tashkent -llamado Chach- se establecieron las tribus nómadas. En el centro del cruce de viviendas fue donde se creó el mercado en el que, agricultores, nómadas y diversos comerciantes, vendían sus productos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...