25 jul. 2010

Cabo da Roca - Cascais - Estoril


En tren vamos hasta Cascais, donde un autobús nos lleva a Cabo da Roca, "Onde a Terra se acaba e o Mar começa" -como escribió Luís de Camões.


Cabo da Roca, conocido por los romanos como Promontorium Magnum, es el punto más occidental de la Europa continental y de toda Euroasia.


Nos recreamos con el acantilado de 140 metros sobre el Océano Atlántico. Lástima que hoy no hay rugientes olas golpeando las rocas, pues este abrupto paraje pierde parte de su encanto sin ellas.



Después de comer, otro bus nos regresa hasta Cascais, una pulcra población de alto poder adquisitivo. Paseamos por sus calles peatonales y empedradas admirando las tiendas de lujo decoradas con exquisitez. "Cascais es lujo, es glamour, es un lugar idílico de la costa portuguesa"; así dice la publicidad turística.

En la playa, una coqueta bahía de arena dorada nos acoge para despedir al sol de este día. A nuestra espalda, suntuosas villas empiezan a encender las luces del jardín, que se reflejan en el mar.


Bordeando el océano hay un paseo que lleva hasta Estoril, a tan sólo 3 Km. Esta ciudad fue famosa por haber sido residencia de varias familias reales europeas exiliadas, pero también por su Casino; y decidimos ir a verlo.

El edificio no tiene nada de particular -creíamos que sería un gran edificio de época-, pero es un moderno edificio rectangular enclavado en un gran jardín y con una fuente, iluminada con focos de diferentes colores, que va cambiando de forma.


En tren regresamos de nuevo a Lisboa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...