14 may. 2010

Akko


Desde Nazaret, un autobús nos lleva hasta Acre (Akko, en hebreo), localizada al norte de Israel, ciudad amurallada, y a orillas del Mediterráneo.


La fascinante historia que han vivido sus calles, el legado de sus conquistadores, los edificios que embellecen la ciudad y sus lugares de culto hicieron que la UNESCO la declarara Patrimonio de la Humanidad en 2001.

Es una de las ciudades habitada más antigua del mundo; se cree que fue fundada hacia el año 1500 a.C. En ella vivieron asirios, egipcios, formó parte del Imperio de Alejando Magno y del Imperio Romano, hasta que cayó en manos de los cruzados (Tercera Cruzada) llamándose San Juan de Acre.


La reina Berenguela de Navarra vivió aquí, mientras su esposo, Ricardo Corazón de León, se batía en campaña contra los sarracenos. Incluso Napoleón llegó hasta esta ciudad con ánimo de conquistarla, pero tras dos meses de asedio y de intentar en vano derribar las murallas de la ciudad, tuvo que retirarse humillado.

En Acre vivió prisionero durante 22 años Bahá'u'lláh, profeta fundador de la Fe Bahá'í. Aquí se encuentra su santuario, considerado el lugar más sagrado de la tierra para esta confesión religiosa; es uno de los centros principales de peregrinación bahá'í y punto hacia donde todos los bahá'ís del mundo se vuelven cada día para la oración obligatoria. No lo visitamos porque ya hemos estado en el de Haifa, que es la Sede Mundial Bahá'í.

En mayo de 1948, en el marco de la Guerra de Independencia de Israel, fuerzas de la Haganah tomaron Acre, quedando incorporada al Estado israelí. Como consecuencia de la guerra, la ciudad perdió tres cuartas partes de su población árabe. Desde entonces Acre es rebautizada con su nombre hebreo, Akko.


Paseamos por la ciudadela, de origen otomano, hasta llegar al Hammam al-Basha (Baños del Pasha), construidos al final del siglo XVIII por el gobernador de Acre sobre las ruinas de otros más antiguos.

El Hamam contiene tres secciones principales:

El vestuario de verano -esta es la primera sala a la que se entra del patio. Aquí era dónde los visitantes se desvestían, dejaban su ropa, se envolvían en toallas especiales, calzaban las sandalias del "hamam" y entraban para obtener los varios tratamientos. Luego del baño y los tratamientos, retornaban aquí para descansar y relajarse.


Las cuatro salas intermedias, que se encuentran entre la sala fría y la sala caliente -las salas tibias-, servían como salas de tratamientos y diferentes actividades: desde tratamientos cosméticos, curas y masajes, despedidas de solteros y sesiones de preparación para partos.


La sala caliente -es el centro del "hamam". La sala de vapor, que incluía una piscina de agua caliente y una sauna. Los tratamientos consistían en fregados, enjabonamiento y masajes del cuerpo y el alma.



Las salas pequeñas que rodean la plataforma central servían para tratamientos individuales, para los pudientes y privilegiados.


(Texto extraído de Akko.org)

Están muy bien conservados, con representaciones de figuras humanas en bronce; pinturas y utensilios de la época, todo ello ambientado con la luz natural que entra por las claraboyas de la cúpula y con "vapor" artificial, que proporciona relajación y paz.

Continuamos la visita de Acre y nos dirigimos hacia el Túnel de los Templarios, construido durante la segunda mitad del siglo XII.

Los Templarios, se establecieron en Jerusalén, en el Monte del Templo, de ahí su nombre. A raíz de la conquista de Jerusalén por Salah Al-Din en 1187, se asentaron en Acre y construyeron su fortaleza en el suroeste de la ciudad.


El Túnel de los Templarios, tiene 350 metros de largo que van desde el Castillo Templario -en el oeste-, hasta el puerto -sito en el este de la ciudad. En el pasado era un pasillo subterráneo estratégico que conectaba el palacio con el puerto.


La parte baja del túnel fue encastrada en piedras naturales y la parte superior fue construida con piedras talladas y cubierta con una cúpula en forma de medio-barril.

Fue descubierto en 1994 y desde el año 2007, todo el largo del túnel es accesible al público. Cuenta con una pasarela de madera que fue colocada para evitar la inundación del túnel, pues a ambos lados de ésta corre agua del Mediterráneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...