12 jun. 2009

Cañón y Valle del Colca - Chivay


Ayer, en Arequipa, contratamos en una agencia de viajes un circuito de dos días por el Cañón y el Valle del Colca.
Nos vienen a buscar al hostal muy temprano. Por una buena carretera serpenteante vamos subiendo la cordillera de los Andes.


Entramos en una zona semidesértica -el altiplano- y empiezan a aparecer las primeras vicuñas -camélido protegido internacionalmente-, llamas y alguna alpaca.



La cordillera de los Andes es una cadena de montañas que contornea la costa del océano Pacífico, a lo largo de 7240 km, transformándola en la cordillera más larga de la Tierra y alberga los volcanes más altos del planeta.

Atraviesa Argentina, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia y Venezuela. Su altura media ronda, los 4000 metros y su punto más alto es el Aconcagua en Argentina, cuyos 6960,8 msnm transforman a esta montaña en la más alta del planeta fuera del sistema del Himalaya.


En su parte meridional, sirve de frontera natural entre Argentina y Chile, zona en la que se hallan las montañas más altas del continente. En la zona central, los Andes se ensanchan dando lugar a una meseta elevada conocida como altiplano, compartido por Argentina, Bolivia, Chile y Perú. La cordillera se vuelve angosta nuevamente en el norte del Perú y Ecuador, se ensancha de nuevo en Colombia donde también se divide en tres ramas, dos de ellas se van al norte y noroeste de Colombia y una se va a Venezuela.

Empiezo a notar los síntomas del sorochi (mal de altura), así que me tomo una pastilla que compré en Arequipa.
Después de cuatro horas de viaje, llegamos al Mirador de los Andes a 4910 m. de altura.


Me siento muy aturdida por la falta oxígeno, pero el paisaje que contemplo es superior a mi malestar: profundos valles y altísimas montañas, como el Volcán Ampato de 6288 metros.


Al fondo, el volcán Ampato

Seguimos ruta descendiendo hacia el Valle del Colca hasta llegar a Chivay, donde nos alojaremos.




Chivay es un pueblo situado a 3635 msnm en la parte alta del Cañón del Colca. Rodeado de montañas, sus casas son sencillas construidas en ladrillo y algunas están sin pintar.

De fundación española por el virrey Toledo, sirvió como reducción de los pueblos originarios con la finalidad de someterlos y adoctrinarlos a la fe cristiana.

No hemos podido venir en mejores fechas, Chivay está celebrando su fiesta patronal: La Inmaculada.


Nos dirigimos a la Plaza Central, donde se centran los bailes. Ésta está curiosamente decorada con objetos tan dispares como bandejas de acero inoxidable, tules y muñequitos de peluche en lo alto de unos palos, y centenares de banderas del Perú.




Van llegando los diferentes "wititis" -hombres y mujeres naturales del valle del Colca- con los trajes típicos de la región y que compiten por dominar la plaza del pueblo mediante la ejecución de complejas coreografías, bailando la Wititi, que dura varias horas.


La palabra wititi significa «Guerrero resplandeciente que vence a la oscuridad» y se origina en la leyenda que narra la guerra de los hijos del sol y los demonios, a causa del romance con una doncella que habitaba una isla del Lago Titicaca.

La danza se practica en el modo grupal: los hombres representan a los soldados incas y las mujeres a la corte de la princesa collawa.

Es de destacar la vestimenta de cada uno de los danzantes:

Los hombres llevan una indumentaria militar, que consiste en un casco de protección -que es como el legítimo casco del soldado incaico- adornado con flecos tejidos con lana de alpaca, que les cubre hasta los ojos; camisa blanca y amplia; dos faldas superpuestas, bellamente bordadas; y sandalias confeccionadas con llantas de vehículos.


Las mujeres llevan dos o tres faldas similares a las del hombre, en paño o terciopelo; camisa blanca, bordada en puños y cuello; corpiño corto, que resalta el busto, bordado en todo el contorno; el sombrero puede ser de paño, profusamente bordado o el clásico de paja blanqueada. Llevan sandalias igual que los hombres.


Los músicos (trompeta, saxo, tambor, bombo y platillo) tocan una tonada pegadiza y machacona -el Wititi-, la danza del amor. Una cincuentena de hombres, mujeres y niños, danzan dando vueltas sobre sí mismos y alrededor de la Plaza.




En esencia, la danza wititi representa la historia de un joven enamorado de la comunidad rival. Al no poder llegar hasta su amada, aprovecha las fiestas del pueblo para vestirse de mujer, confundirse en la muchedumbre, raptar a la doncella y poseerla.

Actualización:

Con fecha 2 de diciembre de 2015, la danza del wititi ha sido inscrita Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

En la página de esta entidad, después de explicar qué significa esta danza y cómo van vestidos –que he narrado más arriba- pone:

"La representación del wititi coincide con el inicio del ciclo de producción agrícola y simboliza el renuevo de la naturaleza y la sociedad. Esta danza consolida los vínculos sociales y la identidad de los pueblos del valle del Colca, que compiten para presentar los mejores conjuntos de danza, renovándola así continuamente y perpetuando al mismo tiempo su carácter tradicional.

Los niños y los jóvenes aprenden el wititi mediante la observación directa, tanto en las escuelas como en las fiestas familiares celebradas con motivo de bautismos, cumpleaños y bodas. A nivel nacional, hay grupos de bailes folclóricos que también interpretan esta danza por haberla integrado en sus repertorios coreográficos".

Nos alejamos un poco del centro y encontramos un espacio donde están sirviendo comida y es lugar de descanso de algunos de los danzantes.





Oscurece temprano y, después de cuatro horas de compartir esta fiesta con los lugareños, regresamos al alojamiento: una casa en la que hemos alquilado una habitación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...