27 ene. 2009

Ascensión al volcán Pacaya


Después de la subida, durante la mañana, al Cerro de la Cruz, por la tarde vamos al Volcán Pacaya. Queremos ver el fuego rojo que escupe el volcán; la magnificencia de la lava de noche.

El Pacaya es un volcán activo ubicado en el municipio de San Vicente Pacaya en el departamento de Escuintla.

Se desconoce hace cuántos miles de años hizo erupción por primera vez, pero se han registrado al menos 23 erupciones desde la época de colonización española de América en Guatemala.

Después de estar dormido durante un siglo, hizo erupción violentamente en 1965 y desde entonces ha estado en constante actividad eruptiva. Mucha de su actividad es del tipo estromboliano y ocasionalmente pliniano.

El 20 de julio de 1963 fue declarado Parque Nacional y es un lugar de atracción turística extranjera y nacional.


El volcán durante la erupción de 1976. Poco después, un gran terremoto afectó la zona
Fuente: Wikipedia. De dominio público

El Pacaya es parte del Arco Volcánico Centroamericano, una cadena de volcanes situada a lo largo de la costa del Pacífico de Centroamérica. Yace en la orilla de una considerable caldera formada en la era del Pleistoceno que contiene el lago de Amatitlán. La caldera se formó como resultado de al menos 90 grandes explosiones a lo largo de 300.000 años, generando un total de 70 km³ de magma.

Después de la última erupción que formó la caldera, hace 23.000 años, se formaron muchos pequeños cráteres con actividad eruptiva dentro y alrededor de la caldera, entre ellos el Pacaya, y ha sido uno de los volcanes más activos de Centroamérica en los últimos 500 años.

Ha tenido fuertes erupciones, tal como la que ocurrió en el año 1565. Esta erupción fue una de las más grandes del Pacaya, ya que estuvo acompañada de fuertes terremotos; además tuvo flujos piroclásticos que arrasaron con todo a su alrededor. Los daños a la naturaleza fueron muy impresionantes al igual que a los habitantes les debió de haber costado mucho poder salir de esta calamidad.

Durante el año 2006 se incrementó la actividad volcánica del Pacaya, permitiendo la creación de muchos ríos de lava que fluyen lentamente desde sus laderas. La noticia de este fenómeno se propagó y el turismo local se incrementó considerablemente.

Erupción del 27 de mayo de 2010

El jueves 27 de mayo de 2010, a las 19 horas, el volcán hizo erupción. La columna de ceniza alcanzó hasta 1500 metros de altura afectando a la Ciudad de Guatemala y otros tres departamentos de la República. Causó el cierre del Aeropuerto Internacional La Aurora, pues dicha erupción produjo una lluvia de arena volcánica en toda la Ciudad de Guatemala, Escuintla y Sacatepéquez. Cinco días después la operación aérea fue reanudada.

La CONRED (Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres) declaró una alerta roja para las comunidades cercanas al volcán, y recomendó la evacuación de algunas de ellas.

La erupción del volcán causó la muerte de dos personas, una de ellas fue el reportero Aníbal Archila, corresponsal del noticiero "noti7", quien fue de los primeros en llegar a cubrir el acontecimiento. Muchas otras personas que viven en los alrededores resultaron heridas.

Erupción del 2 de marzo de 2014


El viernes 10 de enero de 2014, durante la noche, se produjo una erupción con explosiones hasta de 100 metros de altura sobre la altura del cráter, y luego se calmó. Pero en la tarde del sábado 1 de marzo y durante la mañana del día domingo 2 de marzo, el volcán Pacaya entró en actividad eruptiva, permitiendo observar una columna de ceniza desde áreas pobladas en los alrededores y en puntos altos del departamento de Guatemala.

De acuerdo a un medio escrito, Humberto Morales, director del Parque Nacional Pacaya, refirió que "la actividad volcánica comenzó a las 17 horas del día sábado 1 de marzo cuando se escuchó una fuerte explosión acompañada de pequeños sismos".

(Texto de la Wikipedia)


A las dos de la tarde subimos a una furgoneta que nos lleva, durante una hora, hasta el pequeño poblado de San Vicente de Pacaya, muy cerca del volcán.

Me comenta el guía que el ascenso es muy duro y me propone subir a caballo. Un grupo de cinco personas cabalgamos durante más de una hora por un camino muy agreste, hasta llegar al pie del volcán de 2500 m. de altitud. Mi compañero hace el trayecto a pie con el resto de visitantes; al llegar arriba me comenta lo difícil de la ascensión y que he hecho bien de subir a caballo.



Dejamos los caballos y nos proponemos a atacar la parte final del volcán. Para ello empleamos casi una hora y media trepando por un río de lava ya petrificado y con un viento de cara, que dificulta más aún la ascensión.



Vamos algo retrasados en tiempo y el crepúsculo se nos echa encima. Al llegar al borde del cráter contemplamos cómo se desliza por la ladera la sangre de la tierra. El suelo está muy caliente y el viento cada vez sopla con más fuerza: es casi imposible mantenerse en pie. Sujeto firmemente a mi compañero para que pueda hacer fotos, pero el viento es imparable.


No podemos quedarnos más tiempo en la cima, es peligroso. El viento hace que haya pequeños desprendimientos de piedras y corremos el riesgo de caer sobre la lava en el estrecho pasillo donde nos situamos todos.


Alumbrados por nuestras linternas, acometemos el descenso que se nos presenta, si cabe, aún más difícil que el ascenso. Lo hacemos con mucha precaución para no resbalar en las rocas volcánicas que pisamos. Y, a pesar de ello, alguna que otra vez, la arena volcánica se desliza bajo nuestras botas y nos hacen caer.

A medio camino volvemos la vista hacia el cráter y, asombrados, vemos como -desde el mismo lugar donde habíamos estado hace unos minutos- dos ríos de lava serpentean montaña abajo. Estamos horrorizados.

Para bajar al pueblo prescindo del caballo; lo hago a pie y me arrepiento a los pocos minutos. Ha sido una experiencia muy dura por lo irregular del camino y que mis rodillas no están en su mejor momento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...