25 ago. 2008

Navegando por el Canal Beagle


Después de varios días lloviznando, hoy amanece un día radiante con grandes nubes de algodón y nos dirigimos al puerto para hacer una excursión por el Canal Beagle.

Los canoeros yámanas fueron los primitivos habitantes de las costas de este canal, llamándolo Onashaga, que en lengua yámana significa: "canal de los onas".


El nombre Beagle fue dado en homenaje al barco británico HMS Beagle, que realizó un estudio hidrográfico de las costas de la parte meridional de América del Sur entre 1826 y 1830.

En abril de 1830, estando el HMS Beagle fondeado en la bahía Orange, su comandante Robert Fitz Roy envió al oficial de navegación, teniente M. Murray, a inspeccionar la parte norte de bahía Nassau. Este oficial descubrió un estrecho paso (el que luego fue bautizado en su honor como canal Murray), que desembocaba en un canal recto, de aproximadamente dos millas o más de ancho, que se extendía de este a oeste hasta donde alcanzaba la vista. A ese canal se lo denominó Beagle.

En el segundo viaje del HMS Beagle, también bajo el mando del capitán Fitz Roy, viajaba a bordo el naturalista Charles Darwin, quien tuvo su primera vista de un glaciar al llegar al canal Beagle el 29 de enero de 1833, y escribió en su cuaderno: "Muchos glaciares azul berilo, el más bello contraste con la nieve".

En su recorrido de aproximadamente 200 millas, en el cual toma diferentes nombres, separa la isla Grande de Tierra del Fuego de las islas del Sur y Sureste dentro del archipiélago fueguino.

Hay diversas compañías que ofrecen el servicio de navegación. Escogimos Excursiones Tres Marías, que incluye una caminata por la Isla H, ya que es el único operador que tiene autorización para desembarcar en esa isla protegida. La excursión propuesta dura algo más de 4 horas.


Salimos de la Bahía de Ushuaia, entramos en el Canal de Beagle y nos dirigimos hacia la Isla Alicia, en la que hay decenas de lobos marinos sobre las rocas o en el agua. El barco rodea la pequeña isla muy lentamente, a escasos metros de las rocas, lo cual permite verlos perfectamente. Es un espectáculo fascinante.



A continuación nos dirigimos a la Isla de los Pájaros, donde habitan miles de cormoranes reales.


Continuamos la navegación hasta la Isla Bridges de 2 Km de largo y, finalmente, la Isla H de 1 Km, la más meridional de Argentina.


Desembarcamos para hacer un trekking por esta isla -Reserva Natural, gracias a su enorme biodiversidad- guiados por los tripulantes del barco, quienes ponen mucha atención en seguir por un caminito ya trazado en otros desembarcos y así proteger cualquier pequeña planta, ya que puede ser única en la isla.



La gran variedad de flora de alta montaña, costera y de bosque, su abundancia en líquenes, helechos y más, brindan excelente refugio a diferentes especies de aves que eligen la isla para reproducirse y criar a sus pichones.


Una de las plantas que nos mostraron, es una que crece a razón de 2 cm. anuales y va formando una enorme bola verde.


Acabado el paseo, volvemos al barco para iniciar el retorno a Ushuaia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...