30 ago. 2008

ITALIA (III): Florencia


Anterior: ITALIA (II): Roma (II)


A las nueve de la mañana, ha salido el tren que, durante hora y media, nos lleva hasta Firenze, declarada por la UNESCO, en 1982, como Patrimonio de la Humanidad.

Florencia es la cuna del Renacimiento, la ciudad del David de Miguel Ángel y El nacimiento de Venus de Botticelli. Fue aquí donde la lengua italiana se normalizó y dónde nació su literatura, con el gran poeta Dante.

Frente a la misma estación hay una Oficina de Turismo, donde nos proporcionan un plano de la ciudad y nos dicen que por aquí cerca hay muchos alojamientos.

Cruzando la Piazza Santa Maria Novella, en una callejuela estrecha, Curtatone, 12, encontramos un hostal que está bastante bien. Nos refrescamos y salimos a hacer la primera visita a la ciudad.

En 1985 ya había visitado Venecia y Florencia, y recordaba de ésta última, que era una ciudad preciosa y pequeña.

Caminamos hasta la Piazza del Duomo, donde encontramos la magnífica Basílica de Santa Maria del Fiore (Santa María de la Flor), una de las mayores obras maestras del arte gótico y del primer Renacimiento italiano.



Símbolo de la riqueza y del poder de la capital toscana durante los siglos XIII y XIV, esta catedral –conocida como el Duomo- es uno de los edificios más grandes de la cristiandad (155 metros de longitud máxima, 130 metros de ancho y 107 de altura en la zona de la cúpula), junto con las de San Pedro (Roma) San Pablo (Londres) y la catedral de Sevilla.

El nombre de la catedral, “Santa María de la Flor”, se refiere al símbolo de la ciudad: el lirio. La primera piedra fue puesta el 8 de septiembre de 1296 y finalizada –la basílica- casi en su totalidad en 1418.

La realización de este vasto proyecto duraría 170 años, así como los esfuerzos colectivos de varias generaciones. El trabajo en la catedral llegó a suspenderse durante treinta años.

En 1331, el Arte della Lana (la Cofradía de los Mercaderes de la Lana) asumió el patronazgo exclusivo para la construcción de la catedral y, en 1334, nombraron a Giotto como maestro de obras.

Su triunfo mayor fue la construcción del Campanile, de 82 metros de altura. Pero Giotto murió en 1337, dejando inacabada la obra. Andrea Pisano continuó con los trabajos hasta que éstos tuvieron que abandonarse a causa de la Peste Negra en 1348.


La nave se completó en 1380 y entre 1420 y 1436, Brunelleschi añadió la ingeniosa cúpula de doble concha. Su recargada fachada neogótica, es del siglo XIX.


Autor: Georges Jansoone

El conjunto, formado por la iglesia, el campanario y el Baptisterio de San Juan, en el centro de la ciudad, constituye una de las joyas artísticas y arquitectónicas de Florencia.

La basílica se encuentra dentro de la declaración del Centro histórico de Florencia como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1982.

A un extremo de la plaza se alza el Battistero di San Giovanni.

El baptisterio tiene ocho lados iguales con uno rectangular agregado en el lado oeste. Esta forma octogonal simboliza los "ocho días" (en latín: octava dies). Este es el tiempo para la Resurrección de Cristo, que sobrepasa nuestra semana de siete días. Era considerado un símbolo para la vida eterna dado a través del bautismo, cuando uno pasa de la vida del pecado a la vida de Cristo.

La Porta del Paradiso es el nombre con el que se conoce popularmente a la puerta situada al este. Se encuentra ubicada frente al Duomo y es obra del escultor y orfebre italiano Lorenzo Ghiberti, quien la comenzó en 1425 y la finalizó en 1452. Se compone de dos batientes. Sus dimensiones son 5,20 metros de altura, 3,10 de ancho y 11 centímetros de grosor, el conjunto pesa ocho toneladas.

Está decorada con diez bellísimos bajorrelieves de bronce dorado que representan escenas del Antiguo Testamento. Impresionaron tanto al propio Miguel Ángel que dijo: “Honrarían las puertas del Paraíso”, de ahí su nombre. Se dice que aquí fue bautizado Dante Allighieri.



La Puerta del Paraíso, que se encuentra actualmente en el baptisterio, es una reproducción en bronce, colocada en 1990 después de que se determinara que la original se estaba deteriorando, y sólo podría ser salvada si se la llevaba a algún lugar cubierto. Los originales se encuentran cerca del Museo dell'Opera del Duomo, preservados en contenedores llenos de nitrógeno.

Una amplia calle nos lleva hasta la Piazza della Repubblica. Esta plaza marca el centro de la ciudad, donde estaba situado el Foro romano.


El actual emplazamiento exacto de la Colonna dell'Abbondanza (Columna de la Abundancia) marca la intersección de los ejes del cardo (ahora a través de Roma, Via degli Speziali y Via degli Strozzi) y el decumanus (ahora a través de Il Corso). Sobre la columna hay una escultura del siglo XVIII.


Autor: giampiero58 Fuente: wikimapia

Después de la unificación de Italia, a fines del siglo XIX, la ciudad fue reurbanizada, sufriendo la misma metamorfosis que otras grandes capitales europeas. Así se diseñó la nueva Plaza de la República, que se construyó derrumbando el Mercato Vecchio, la Loggia del Pesce y, el ghetto judío en el que Cosme I había obligado vivir allí a los Judíos de la ciudad. Contenía una sinagoga italiana y una sinagoga Spagnola o levantina.

La decisión de ampliar la plaza consintió la destrucción total de edificios de gran importancia: las torres medievales, las iglesias, algunos palacios de las familias nobles, así como tiendas y residencias de artesanos. La demolición se presentó, a los ciudadanos, como una necesidad para mejorar las condiciones insalubres de la zona, pero en realidad iba dirigida a la especulación de la emergente clase media, protagonista de los acontecimientos inmediatamente anteriores a la unificación.


Después de esta transformación, la plaza se convirtió en una especie de "lounge" para la ciudad, y desde entonces refinados palacios, hoteles de lujo, centros comerciales y elegantes cafés han surgido en torno a ella, entre los cuales está el Caffè delle Giubbe Rosse, donde ha sido lugar de reunión de estudiosos y artistas famosos.

Nuestros pasos nos llevan hasta el Ponte Vecchio, sobre el río Arno. Se cree que fue construido inicialmente en madera, por los romanos. En 1333 fue destruido durante una inundación y se reconstruyó, esta vez enteramente de piedra, en 1345. Mide 67 metros de largo y 32 de ancho y se sostiene sobre tres arcos: el principal tiene una envergadura de 30 metros y los otros dos de 27 metros. Es el puente más antiguo de Europa.



Desde siempre ha contenido distintas tiendas y gran actividad comercial sobre él, principalmente joyerías, según la leyenda porque en el puente se estaba exento de tasas e impuestos. Se cree además que el término “Bancarrota” se originó en este puente, debido a que cuando un vendedor no podía pagar sus deudas, su mesa o puesto para la venta, era rota por los soldados

Y ya de noche, caminando casi solos por la ciudad, accedemos a la Piazza della Signoria, bellísima, presidida por la preciosa torre del Palazzo Vecchio, lugar de encuentro de los florentinos y museo de esculturas al aire libre. Regresaremos mañana para disfrutarla con la luz de día.



Hoy he querido entrar en la Galleria degli Uffizi donde hay la mayor colección de arte renacentista del mundo, pero al ser lunes está cerrado. Aprovechamos para disfrutar de todo lo que hay en la Piazza della Signoria, sede del poder civil con el Palazzo Vecchio, como edificio principal.

Gracias a los descubrimientos arqueológicos efectuados a partir de 1974, se ha podido establecer que la primera actividad en el área de la plaza se remonta al Neolítico y que la actual plaza constituía una zona importante de la ciudad romana, con una instalación termal de la época de Adriano y una lavandería de dimensiones industriales vecina al teatro, sobre cuyos restos se construyó el "Palacio Viejo"


Pintura de la ejecución de Girolamo Savonarola. Fuente: wikimedia

Sede del poder civil, la plaza era también el lugar de las ejecuciones públicas, de las cuales la más famosa es la del 23 de mayo de 1498, cuando Girolamo Savonarola fue colgado y quemado por herejía (una placa en la plaza, frente a la Fuente de Neptuno, recuerda ese hecho) en el mismo lugar en el cual, con sus discípulos, había funcionado la "Falò delle vanità", quemando muchos libros (algunos incunables) religiosos, de poesía, tablas de juego, vestidos refinados y otros objetos de "lujo".

Como he comentado más arriba la Piazza della Signoria es como un museo al aire libre. Frente al Palazzo Vecchio hay diferentes figuras escultóricas.


A un lado, destaca por su grandiosidad la Fuente de Neptuno (también llamada Il Biancone), de forma octogonal. La figura de Neptuno, hecha en mármol de Carrara y cuyos rasgos reflejan los de Cosme I de Médici, era una alusión al dominio marítimo de Florencia.


Y, finalmente, no por ser una copia es menos bella, podemos contemplar el David de Miguel Ángel, escultura realizada en mármol blanco de 5,17 metros de altura realizada por encargo de la Opera del Duomo de la Catedral de Santa María del Fiore. La escultura representa al Rey David bíblico en el momento previo a enfrentarse con Goliat. El original se encuentra en la Galleria dell'Accademia.


Seguimos nuestra ruta y volvemos al Ponte Vecchio, cruzándolo, para ver el Palazzo Pitti con los Jardines Boboli. No lo visitamos por dentro, así como los jardines.


Este palacio originalmente era la residencia urbana de Luca Pitti, un banquero florentino. Fue comprado por la familia Médici como residencia oficial de los Grandes Duques de la Toscana. En el siglo XIX, el palacio fue usado como base militar por Napoleón I, y luego sirvió, durante un corto período, como residencia oficial de los Reyes de Italia.

En esta zona, libre ya de turistas, están las callejuelas con ese encanto tan especial que tienen las ciudades milenarias. Gracias a ello, hemos visto la casa natal de Nathaniel Hawthorne, autor de La Letra Escarlata y la de Antonio Meucci, inventor del teléfono, según reza en una placa en la puerta.



Siguiente: ITALIA (IV): Venecia, Verona



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...