jueves, 16 de febrero de 2012

UZBEKISTÁN (I): Bukhara


Anterior: TURKMENISTÁN: Ashgabat, Turkmenabat


Día 28.- En taxi vamos hasta la frontera turkmena. Durante el trayecto bordeamos el río Amu Darya, hasta que lo cruzamos. Un río que no hubiera tenido importancia, si no fuera porque tenemos, en Barcelona, buenos amigos miembros fundadores de Amu Daria, Associació per a la promoció cultural de la Ruta de la Seda.


Los trámites son rápidos, incluido el pase por escáner de nuestras mochilas.

Una furgoneta-taxi nos lleva unos dos kilómetros hasta un lugar en que ya no puede circular más. Seguimos estando en Turkmenistán. Nuevo control de pasaportes y del sello de salida.

Caminamos unos metros y, casi sin haber guardado los pasaportes, nos los vuelven a pedir. Éstos son uzbekos.

Más o menos un kilómetro nos separa del edificio de la frontera de Uzbekistán.

Primeramente sanidad: no tenemos fiebre. Rellenamos unos papeles con la declaración de divisas. Con estos papeles en la mano, vamos a una ventanilla donde nos ponen el sello de entrada en los pasaportes.

Nos mandan a otro edificio situado a unos 50 metros. Nos hacen sentar mientras una diligente señorita, uniformada, limpia la mesa de quien ha de atendernos.

Entregamos los papeles con la declaración de divisas y nos dan la copia; comprueban los visados y sellos anteriores y ya podemos poner los pies legalmente en Uzbekistán.

Situado en el corazón de Asia Central, entre los ríos Amu Darya y Sir Darya, Uzbekistán tiene una historia larga e interesante.

Las principales ciudades de la Ruta de la Seda - Samarcanda, Bukhara y Khiva- son muy conocidas por haber pisado sus tierras conocidos conquistadores.

Alejandro Magno paró en Samarcanda, en su camino hacia la India, el año 327 a.C. y se casó con la hija de un cacique local.

Uzbekistán fue conquistado por árabes musulmanes, en el siglo VIII; los samánidas establecieron su imperio en el siglo IX; y Genghis Khan y sus mongoles invadieron el territorio el año 1220.


El año 1300, Timur, conocido en occidente como Tamerlán, fundó su propio imperio con capital en Samarcanda. Los edificios más emblemáticos del país fueron construidos durante su dinastía.

En 1865, el Imperio Ruso ocupó Tashkent y, a finales del siglo XIX ya había conquistado toda Asia Central.

Durante el período soviético, Moscú utiliza a Uzbekistán por su potencial en el crecimiento del algodón. El riego extensivo ha sido la principal causa de la contracción del Mar de Aral a menos de un tercio de su volumen original, siendo éste uno de los peores desastres ambientales del mundo.

Uzbekistán ganó su independencia el 1 de septiembre de 1991.

Actualmente es el país más poblado de Asia Central, con 28 millones de personas concentradas al este y sur del país.

La economía de Uzbekistán reside en la producción de diversas materias, entre ellas algodón, oro, uranio, potasio y gas natural. A pesar de declarar su intención de convertirse en una economía de libre mercado, hoy por hoy, sigue manteniendo rígidos controles, que a veces ahuyentan a los inversores extranjeros.

La alfabetización en Uzbekistán es casi universal, y los trabajadores están en general bien educados y entrenados. Sin embargo el aumento de la corrupción del sistema educativo del país, en los últimos años, ha comenzado a erosionar la ventaja de Uzbekistán en términos de capital humano: los grados y títulos suelen ser comprados. Además, los estudiantes de primaria y secundaria en las provincias remotas tienen poco acceso a la educación básica.

Aproximadamente el 88% de la población es musulmana sunnita.

Desde 1991, muchos destacados opositores al gobierno han huido, y otros han sido detenidos. El gobierno reprime severamente a los sospechosos de extremismo islámico, incluyendo a los sospechosos de afiliación a organizaciones tales como el proscrito Partido de los extremistas de Liberación Islámica (Hizb-ut-Tahrir) o la más moderada Nurchilar (seguidores de Said Nursi, de Turquía). Miles de extremistas sospechosos han sido encarcelados desde 1992.

La policía y los servicios de inteligencia han utilizado la tortura como técnica de investigación de rutina. En mayo de 2003, tras la visita del Relator Especial de la ONU sobre la Tortura, el Gobierno de Uzbekistán elaboró un plan de acción para aplicar las recomendaciones del Relator.

El gobierno comenzó a adoptar una serie de disposiciones del plan y desde entonces ha reiniciado la cooperación con las organizaciones internacionales que participan en la vigilancia de la cárcel. Las condiciones de reclusión y la prevalencia de la tortura hoy en día se cree que siguen siendo problemáticas. Uzbekistán abolió la pena de muerte en enero de 2008. Se convirtió en signatario de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en febrero de 2009.

Un taxi nos lleva hasta Bukhara y nos deja frente al Hotel Amelia -lugar donde nos alojaremos- situado a menos de 100 metros del centro histórico.

Cada una de las habitaciones está decorada con objetos típicos del país. Y a nosotros nos dan la nº 2 que, además de parecer una suite, hay reproducida una bellísima pintura, con todos los detalles del original -inclusive con los trazos que le faltan por desgaste.



Apenas hay iluminación en la calle, pero salimos a dar los primeros pasos por los alrededores para tomar el pulso a lo que nos espera en los próximos días.



Día 29.- Después de un completo, variado y sabrosísimo desayuno -en el mismo hotel- salimos a recorrer el centro histórico de esta ciudad, declarada en 1993 Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

Bukhara es una de las pocas ciudades del mundo que sigue en el mismo lugar desde el siglo V a.C. A lo largo de los siglos, la ciudad experimentó periodos de florecimiento y decadencia, y sufrió numerosas invasiones.

Encrucijada de las caravanas de la Ruta de la Seda, que se dirigían a y desde China, India y Turquía, la ciudad ha sido –durante mucho tiempo- un centro de comercio, de erudición, de cultura y de religión.

A dos pasos del hotel está la Plaza Lyabi Hauz, rodeada de un conjunto arquitectónico formado por tres grandes edificios: la Madrasah Nadir Divanbegi, construida en 1622, la Madrasah Kukeltash (1568-1569) y la Khanaka Nadir Diván-Beguí, coetánea de la madraza del mismo nombre. Una khanaka es un edificio que daba hospedaje a sufíes itinerantes. Bukhara fue un centro muy importante del Sufismo, en especial de la orden Naqshbandi.



En el centro de la plaza y a la sombra de grandes moreras -alguna de ellas protegida y datada del año 1477- hay un estanque de 42 m. de largo, 36 de ancho y 5 de profundidad, que en el siglo XVII proporcionaba agua potable a la ciudad.

No deja de sorprenderme que haya una estatua de un venerable anciano a lomos de un asno. Es el sabio y maestro Nasr-ed-Din (Nasreddin Hodja o Nasreddin Mullah), personaje mítico en la cultura popular de los países musulmanes (aunque no exclusivamente, pues se habla de él en Sicilia), desde China al Magreb pasando por Mongolia.


Nasreddin es un Mullah (maestro) que protagoniza una larga serie de historias-aventuras-cuentos-anécdotas, representando distintos papeles: agricultor, padre, juez, comerciante, sabio, maestro o tonto. Cada una de estas historias cortas hace reflexionar a quién la lee u oye, como una fábula, y además suelen ser humorísticas, con el humor simple de lo cotidiano, a veces con contrasentidos y aparentes absurdos.

Sus enseñanzas, que han sido y son utilizadas por los maestros del sufismo, van desde la explicación de fenómenos científicos y naturales, de una manera más fácilmente comprensible, a la ilustración de asuntos morales.

Los cuentos de Nasreddin actualmente llegan a ser aproximadamente 378. Estos fueron compilados por Idries Shah. Son textos que tratan de distintos temas, generalmente morales, cuyas enseñanzas se amparan del ingenio y el humor.

Shah, divulgador de la cultura sufí en occidente, siempre consideró que la sabia y absurda lógica de los cuentos de Nasreddin era uno de los métodos más ingeniosos que tenían los sufíes para romper la forma de pensar habitual, adentrándose así en un mundo despojado de prejuicios.

Después de un buen rato admirando este entorno, nuestros pasos nos llevan a cruzar por Toqi Sarrafon, uno de los cuatro bazares de Bukhara con los techos abovedados.


Construido a finales del siglo XVI –junto a la antigua acequia Shahrud (actualmente el agua fluye por un canal de hormigón)-, era el lugar para el intercambio de dinero durante la época de la Ruta de la Seda. Pero como la usura está prohibida en el Islam, quien operaba aquí eran cambistas y prestadores de la India, China o Armenia. Actualmente está lleno de tiendas donde venden recuerdos.

Numerosas mezquitas y madrazas hicieron de Bukhara una ciudad santa y los palacios y edificios de la corte real le añadieron mayor esplendor. Hoy la ciudad conserva buena parte del antiguo patrimonio monumental y nos ofrece un panorama espléndido del pasado.

Las restauraciones han recuperado el buen estado de los viejos edificios, aunque para algunos, los trabajos de limpieza y de reconstrucción, han restado a los monumentos naturalidad y han diluido parte del encanto que transmite el paso del tiempo pero, sinceramente, ante tanta belleza sólo cabe admirarla.

Nos encontramos en una pequeña placita donde están la Madrasah Ulugbek (del año 1417) y la Madrasah Abdul-Aziz-Khan (de 1652). Dos edificios separados por dos siglos que forman un armonioso conjunto arquitectónico.



Aunque la Madrasah Abdul-Aziz-Khan es mucho más lujosa en su decoración. La puerta de entrada se distingue por su altura y rica ornamentación exterior, con dorados, verdes, azules…




Pero la plaza más bella de la ciudad, y sin duda la más monumental, es la Poy Kalon, donde destaca sobremanera el minarete Kalon -del siglo XII-, que fue durante mucho tiempo el más alto de los construidos en los países de la región, considerado un faro en la Ruta de la Seda, y célebre por la decoración en cerámica azul que, según dicen, era la primera vez que se empleaba en una construcción de esta categoría y que se expandiría a continuación para decorar las más bellas mezquitas y madrazas.


A los pies del minarete se alza la Mezquita Kalon con una capacidad para 10.000 fieles y, frente a ella, la Madrassah Mir-i-Arab, con sus brillantes cúpulas, que cumple –todavía- con su función de escuela coránica.



Nos perdemos por callejuelas en busca de una pequeña sombra y de escenas de la vida cotidiana, hasta regresar al punto de partida, donde comemos en uno de los dos restaurantes que hay junto al estanque.



Bukhara es, junto con Samarcanda, una de las dos ciudades históricas de la cultura tadjiko-persa en Uzbekistán. La mayor parte de su población es cultural y lingüísticamente tadjika, a pesar de que la ciudad, como Samarcanda, fue incorporada a la República Socialista Soviética de Uzbekistán durante el período soviético.


Día 30.- El día comienza muy temprano y nosotros estamos ya a punto para seguir descubriendo las maravillas de esta ciudad.

La característica principal de cualquier ciudad grande era la plaza central o Registan. El de Bukhara está situado cerca de la Fortaleza Ark. Allí había palacios, mezquitas, cancillerías, cámaras de comercio e incluso un hospital. Ahora sólo el complejo Bolo-Khauz sobrevive a ese conjunto central de edificios.

Bolo-Khauz consta de tres partes: la mezquita, el minarete, y el estanque (Khauz), que dio nombre a todo el complejo. El estanque se puede traducir en Uzbekistán como "laguna de los niños". Por cierto, esta laguna es la más antigua construcción del complejo, y una de las pocas lagunas que sobreviven de Bukhara. Una vez estos depósitos fueron la fuente de suministro de agua para la población.


La mezquita fue construida a principios del siglo XVIII, por orden de la esposa del Emir y, aunque es relativamente moderna -en comparación con otras mezquitas- sin duda merece el título de una de las más bellas y elegantes mezquitas de Asia Central.



Por su situación fue la principal mezquita de la ciudad y el propio Emir venía a hacer la oración del viernes. De este modo quiso destacar su cercanía con el pueblo.

Ante su entrada hay un precioso iwan (porche, en uzbeko) decorado con 20 columnas altas de madera, que soportan el techo tallado con motivos florales y geométricos, pintado en colores brillantes.



Por cierto, popularmente se la conoce como "la mezquita de cuarenta columnas" debido al reflejo de estas columnas en el estanque.

Cerca de la mezquita se encuentra el pequeño minarete, que se construyó un poco más tarde que la mezquita, en 1718. Su característica distintiva es la combinación de la miniatura, la proporcionalidad y la gracia.


Un hecho curioso: Durante un tiempo, se fue inclinando como la Torre de Pisa, pero hace unos años, cuando el ángulo de inclinación alcanzó un punto crítico, se llevo a cabo un proceso de rectificación y, actualmente está como hace tres siglos.

Llegados al Parque Samani y junto al lago, aparece el Maqbarasi Ismail Samoniy (Mausoleo de Ismail Samani). El monumento más antiguo de la ciudad. Fue erigido en el año 902 para guardar los restos del fundador de la dinastía de los samánidas.


Con el sol, la decoración en ladrillo produce un juego de sombras que cambia a lo largo del día y da vida a la apariencia exterior. Una leyenda sostiene que quien formule un deseo y dé tres vueltas alrededor del mausoleo lo verá satisfecho.


En uno de los bordes del parque se halla otro mausoleo, el de Chachma Ayud ('Lugar sagrado')


Entre un laberinto de calles estrechas y sinuosas de la vieja Bukhara, se encuentra un edificio -que no es tan viejo (año 1807)-, pero que destaca por su arquitectura la Madrasah Chor-Minor, construida por un rico turkmeno.


Llama la atención lo poco común de su arquitectura, pues además de ser un edificio de pequeñas proporciones el foco principal está en los cuatro minaretes (Chor-Minor) –de poca altura-, que no tienen nada en común con los minaretes ordinarios, pues no son para la llamada a la oración.

Están construidos con ladrillo vidriado y rematados con una pequeña cúpula en cerámica de color azul, que destaca sobre el cielo de Bukhara. Parece que su diseño fue un experimento arquitectónico del maestro de obras.


En la parte que queda en pie, de este pequeño edificio, actualmente hay puestecitos de artesanía local pero, en su momento, era la entrada a una construcción más grande que, supuestamente, era la madraza o también se dice, que era una enorme biblioteca.

Lo que sí hay que destacar es que no hay ningún edificio igual o similar en toda Asia Central

Después de dos días en Bukhara puedo decir que es una ciudad de fábulas y de poesías. Y que su romanticismo y su extraordinaria hermosura me han cautivado.


Siguiente: Uzbekistán (II): Samarkanda (I), Shakhrisabz


votar


9 comentarios:

Purkinje dijo...

Muy buen relato y preciosas fotos... Antes de comenzar a leer blogs de viajes ni me había planteado que fuera posible visitar esta clase de destinos, y sin embargo ahora tengo muchas ganas de poder recorrerlos...

Gracias - Merci!!

ka dijo...

¡ qué buen post !
es casi como darse un paseo por bukhara sin salir de casa. qué curioso el estilo de los mausoleos, debe sentirse una en otro planeta paseando alrededor (en las fotos se ven pocas personas, ¿ es un país poco poblado ? y ¿ poco turístico ?) y sé que es una pregunta difícil pero me pica la curiosidad, ¿ de dónde viene el nombre de bukhara ? (en hindi / urdu significa hambruna pero no creo que tenga nada que ver)
saludos

Mª Mercè dijo...

Purkinje...

Realmente Uzbekistán es un país totalmente recomendable para visitar, y eso que no pudimos hacer todo lo que teníamos previsto.

Ya sabes, mochila al hombro y hacia Tashkent.

Un abrazo!

Mª Mercè dijo...

Hola, Ka...

Tuvimos la gran suerte de no encontrar muchos turistas, sino me hubiera dado un patatús, jajaja

Bukhara, si no recuerdo mal, significa "lugar de suerte"; ya ves, no tiene el mismo significado en hindi.

Un fuerte abrazo!!

Paco Piniella dijo...

Que envidia recorrer la Ruta de Marco Polo. Mi abuelo vivió un tiempo en Alma Ata, durante la SGM, que creo anda cerca de por ahí.

Mª Mercè dijo...

Paco...

Alma-Atá, actualmente llamada Almatý, está en Kazajistán.

Ya me gustaría recorrer toda la Ruta de Marco Polo, pero sólo hicimos una mínima parte.

Montserrat Sala dijo...

M'ha cridat l'atenció, veure un viatge a Uzbekistan,perque una veina amiga meua y va passar les vaacances aquest any passat del 2011. Em va dir que ere un lloc preciós i que la gent no m'estava assabentada de lo maravellòs que era aquest espai del Assia Central, que no hi havie guerres des de no sé sap quand. Y que si la gent ho sabés hi haurie cúa per apuntar-se. Un cop vistes les fotos i el peus de página, puc veure clarament que no exagerave, gens. Dons espero que ens veurem aviat, a la trobada del Anna Jorba. Un reportatge que m'agradat molt

Mª Mercè dijo...

Benvolguda Montserrat...

Ja veus com la teva veïna té tota la raó.
És un país molt maco amb una gent molt i molt agradable.

Tinc ganes de que arrivi el 10 de març!

el viajero impresionista dijo...

Hola Mercé. Sorprendente lugar. De pequeño leí los viajes de Marco Polo y tus imágenes decoran esas lecturas. Un saludo

Algunas etiquetas

América Latina (31) Perú (6) Costa Rica (5) Guatemala (4) Panamá (4) Coroico (3) Estado de Chiapas (3) México (3) Nicaragua (3) Estación Biológica La Sirena (2) Estación La Leona (2) Lima (2) Los Yungas (2) Masaya (2) Parque Nacional Corcovado (2) Patagonia (2) Puerto Viejo de Talamanca (2) Punta Salsipuedes (2) Río Claro (2) Río Madrigal (2) Río Ucayali (2) Zapatistas (2) Aguascalientes (1) Alajuela (1) Antigua (1) Archipiélago San Blas (1) Arequipa (1) Argentina (1) Arica (1) Brasil (1) Buenos Aires (1) Canal de Beagle (1) Cañón del Colca (1) Chichicastenango (1) Chile (1) Chinchero (1) Chivay (1) Ciudad de Panamá (1) Cobán (1) Copacabana (1) Cristo Negro de Portobelo (1) Cusco (1) Diriomo (1) EZLN (1) El Calafate (1) Estrecho Magallanes (1) Estrecho de Tiquina (1) FSLN (1) FZLN (1) Flores (1) Foz do Iguaçú (1) Frontera Corozal (1) Glaciar Martial (1) Granada (Nicaragua) (1) Hervideros San Jacinto (1) Honduras (1) Huehuetenango (1) Iquitos (1) Isla Bastimentos (1) Isla Yandup (1) Jinotega (1) La Paz (1) Lacanjá Chansayab (1) Lago Atitlán (1) Lago Cocibolca (1) Lago Titicaca (1) Lago Ypacaraí (1) Laguna Yarinacocha (1) Laguna de Apoyo (1) León (1) Livingston (1) MV Liemba (1) Maras (1) Matagalpa (1) Mirador de la Cruz del Cóndor (1) Mirador de los Andes (1) Moray (1) Ollantaytambo (1) Paraguay (1) Parque Nacional Torres del Paine (1) Parque Natural de Oyambre (1) Parque das Aves (1) Parque das Nações (1) Pedro Martín II (1) Perito Moreno (1) Pisaq (1) Playón Chico (1) Potosí (1) Puerto Iguazú (1) Puerto Jiménez (1) Puerto Natales (1) Quistococha (1) Reserva Natural Rara Avis (1) Río Amazonas (1) Río Dulce (1) Río Marañón (1) Río Sirena (1) Río Usumacinta (1) San Cristóbal de las Casas (1) San José de Costa Rica (1) San Juan Chamula (1) San Marcos Atitlán (1) Santa Catarina (1) Semuc Champey (1) Sucre (1) Urubamba (1) Ushuaia (1) Valle del Colca (1) Volcán Pacaya (1) Yataití del Guará (1) Yaxchilán (1)
África (44) Associació Àfrica Stop Malària (7) Gambia (7) República Democrática del Congo (7) Argelia (6) Malí (6) Senegal (6) Marruecos (5) Genocidio de Ruanda (4) RDC (4) Ruanda (4) Goma (3) Kafountine (3) Kigoma (3) Kivu Norte (3) Tamanrasset (3) Tanzania (3) Affiniam (2) Bamako (2) Bandiágara (2) Basse (2) Benigmato (2) Casamance (2) Djilapao (2) Gorilas de Montaña (2) Hutu (2) Iglesia Ntarama (2) Iglesia Nyamata (2) Indelu (2) Kasindi (2) Kenya (2) Khamlia (2) Kivu Sur (2) Kédougou (2) Lago Débo (2) Lago Nakuru (2) Lago Tanganika (2) Montes Virunga (2) Mopti (2) Murambi Genocide Memorial Centre (2) Niafunké (2) Pata (2) País Bassari (2) País Dogón (2) Reserva Nacional del Maasai Mara (2) Ruta de las Kasbas (2) Río Níger (2) Sukuta (2) Tambacunda (2) Tutsi (2) Uganda (2) Zaire (2) Adrar (1) Argel (la kasbah) (1) Bambuti (1) Barra (1) Beni (1) Beni Isguen (1) Beni Mellall (1) Brikama Ba (1) Brusubi (1) Bujumbura (1) Bukavu (1) Burundi (1) Butare (1) Bwera (1) Campo de Refugiados (1) Canal Kazinga (1) Casa-Museo de Karen Blixen (1) Centro de Jóvenes Don Bosco (1) Chefchaouen (1) Dakar (1) Dar Salam (1) Dhow (1) Djenné (1) Djucumbombo (1) Dongoro Ba (1) Endé (1) Epulu (1) Essaouira (1) Fuentes del Nilo (1) Ghardaia (1) Hospital Panzi (1) Imilchil (1) Imuhagh (1) In Salah (1) Isla Gorée (1) Iwel (1) Janjangbureh (1) Jinja (1) Kampala (1) Kigali (1) Kigali Memorial Centre (1) Kolda (1) Lago Bunyonyi (1) Lago Katwe (1) Lago Kivu (1) Lago Nkuruba (1) Lago Victoria (1) MV Liemba (1) Marrakech (1) Meknés (1) Melika (1) Merzouga (1) Nairobi (1) Okapi (1) Orfanato de Elefantes (1) Parque Bujagali (1) Parque Nacional Bijilo (1) Parque Nacional Lago Nakuru (1) Parque Nacional Niokolo Koba (1) Parque Nacional Queen Elizabeth (1) Parque Nacional de Gombe (1) Pigmeos Mbuti (1) Reserva Natural de okapis (1) Rwanda (1) Río Ituri (1) Selva de Ituri (1) Stone Town (1) Tanji (1) Tassili du Hoggar (1) Timimoun (1) Ujiji (1) Valle del Dráa (1) Valle del M'Zab (1) Zanzíbar (1)

Siguen mis pasos



By using this icon on my website I am stating...

1. That I am opposed to the use of corporate advertising on blogs.

2. That I feel the use of corporate advertising on blogs devalues the medium.

3. That I do not accept money in return for advertising space on my blog.

Signed, Mª Mercè (The author)

Menciones recibidas




Desde "con mapa y gps": El primer blog de viajes al que comenzamos a seguir. Lo descubrimos buscando información sobre el PN Corcovado en Costa Rica y nos enganchó lo completo de sus relatos, la variedad y originalidad de destinos y sobre todo y por encima de todo la amabilidad y la cercanía de Mª Mercè...

Desde "Memorias del Mundo": Es difícil hablar de Mercè y ser objetiva, pues por ella siento muchísimo cariño y admiración. Solo puedo decir que es una viajera como pocas, de aquellas que no permanece indiferente y con un corazón inmenso, que no podía faltar entre mis favoritos.

Desde "myguíadeviajes": Una de las viajeras más apasionadas que he conocido, María Mercè no para de viajar y nos los cuenta todo en su genial blog.

Desde "Mi maleta y yo": Los viajes de Mª Mercè son toda una aventura...

........................................................

Desde "Racó viatger de Mariló"


........................................................

Desde "Altres indrets"



  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com (2008) - Adaptado por Mercè Salomó.

Back to TOP  

make PrestaShop themes